A López no le van a alcanzar 6 años

Después de ver el tercer debate entre los candidatos presidenciales, no me cabe la menor duda de que a López Obrador no le alcanzarán seis años para conseguir lo que se propone, cualquier cosa que esto signifique, puesto que en realidad nunca a dejado claro lo que quiere, amén de la cantaleta de acabar con la corrupción misma que lleva como un millón de años repitiendo y de la cual ha formado parte.

Porque después de ver su desempeño y las dificultades que tiene para hilar un par de ideas, la falta de reflejos, el cansancio evidente y su desdén por entrarle al faje con los candidatos, creo que para ordenar la venta de la flota aérea del gobierno le tomará unos dos años, comenzar con la colocación del primer ladrillo de una refinería serán otros dos y para cuando se proponga acabar con la corrupción, esta ya se lo habrá comido cerca de su despedida como presidente. En caso de que llegue, aclaro.

No puedo entender cómo a estas alturas y después de dejar muy claro que no está preparado para pensar rápido, haya quienes todavía quieran entregarle las riendas de un país que corre por la vía rápida hacia el futuro, mismo que el candidato de Morena no entiende y no tiene claro de qué va.

Si con este personaje México se la piensa jugar desde el primero de diciembre de este año, el retroceso será uno del que no podremos recuperarnos en 25 años.

Piénselo bien, si quiere, no lo diga, es más, diga que va a votar por él para que no le echen montón sus cuates, pero a la hora de estar en la urna no ponga el futuro de sus hijos en el bote de la basura.

La vida se esta viviendo en cámara rápida y a todo color, AMLO ya pertenece a otros tiempos.

Twitter: @adejorge


Entradas más populares de este blog

La CNTE, antes y después

Con la fe de la novia

Un humo es más espeso