Elecciones vs Mundial de fútbol

México es un país apasionado, se entrega a su equipo nacional con un amor que en ocasiones es incomprensible, no nos han dado una sola satisfacción en ningún mundial, pero ahí estamos cada cuatro años con la esperanza de que, por lo menos, llegue el quinto partido. Ni hablar del máximo título.

Lo mismo nos pasa con la política: llevamos décadas reclamando a nuestros políticos honestidad, eficiencia, trabajo duro, amor por México y las comunidades que representan. Que se la rajen en el campo de sus atribuciones. Pero nos pasa lo mismo que con la selección mexicana: decepción, tras decepción.

Y así, cada seis años.

Pero hay una diferencia: ahora que los comicios y el mundial de fútbol se celebran casi de forma simultánea y tomando en cuenta las campañas contra las expectativas no sólo de ver a los seleccionados, sino también a los otros grandes equipos que competirán en Rusia, se antoja menos aburrida la contienda deportiva.

En cuanto a las elecciones, quizá el boquifloja de Jaime Rodríguez, ‘El Bronco’, venga a ponerle pimienta para sacar de sus casillas al otro boquifloja de ‘ya sabe quién’.

Pero del lado tricolor y blanquiazul las cosas están de bostezo, por no decir de ‘weba’.

¿Será que ya se dieron por vencidos o que las cúpulas han decidido asestarle un golpe mortal a México y que harán al pejelagarto presidente a toda costa?

Que disfruten del fútbol y si va a Rusia y estando allá se entera que, efectivamente, el peje ganó las elecciones, considere pedir asilo en Europa.

Twitter: @adejorge


Entradas más populares de este blog

La CNTE, antes y después

Con la fe de la novia

Un humo es más espeso