México en modo Trump, pero aumentado

Los ciudadanos norteamericanos estaban (no todos, pero muchos), estaban cargados de una rabia y frustración que, los hechos han demostrado, canalizaron de la peor manera: eligieron como su presidente a un personaje patético, racista, impulsivo, grosero, muy seguramente corrupto y brabucón. Se pusieron en ridículo a sí mismos y en el plano internacional han sido el hazmerreír.

Pero, como dice el sabio, ‘nadie aprende en cabeza ajena’. Ahora le toca a México algo todavía más complejo: llevar a cabo la elección más grande de su historia. No se trata únicamente de escoger a su presidente, también están en juego 9 gubernaturas, diputaciones locales y federales, presidencias municipales y senadurías. En fin, es una enorme acumulación de intereses, pasiones, preocupaciones genuinas, rencillas personales, ambiciones desmedidas y un largo etcétera.

Y es precisamente en este punto tan delicado de la historia de nuestro país, cuando parece que el elector mexicano se encuentra más enojado, decepcionado y con urgencia de cambio. El problema, igual que en los Estados Unidos hace un año, es que todas esas inquietudes están siendo mal canalizadas y, en el peor de los casos, secuestradas por propuestas populistas que sólo nos llevarán a un desencanto mayor, sino es que a una tragedia económica, de seguridad y de gobernabilidad nunca antes vista.

Según encuestas que toman en cuenta la temperatura de todos los estados y consideran casi todos los puestos a elegir este 2018, como la de massive caller, publicada recientemente, el mapa político del país será una cosa totalmente distinta a la que conocemos hoy. El PRI, según esta fotografía del momento, estaría en tercer lugar casi en todo, mientras que el otro PRI, el más viejo y amañado, me refiero a Morena, estaría primero en la mayoría de los casos.

Le digo, México está en modo Trump, pero aumentado.

No es que diga que en el PRI todos los que están son los mejores, pero ¿de veras creemos que Morena y sus corruptazos son los que van a solucionar nuestros problemas?

Twitter: @adejorge


Entradas más populares de este blog

La CNTE, antes y después

Con la fe de la novia

Un humo es más espeso