Son una vergüenza

Luego del reporte del INE sobre las irregularidades que ha detectado hasta el momento en las firmas de apoyo presentadas por los aspirantes a candidatos independientes a diputado federal, a cualquier mexicano informado se le debería estar cayendo la cara de vergüenza.

Según el Instituto, detectó más de 95 mil casos de simulación de credenciales para votar y 2 mil 500 casos de credenciales falsas.

Por eso en México no prenden las cosas como en otros países. Aves de rapiña que, o bien fueron parte de algún partido político en el pasado y ya no tienen espacio, o quieren formar parte de la orgía del presupuesto imitando a quienes se encuentran enquistados en el sistema.

¿No son estos ‘independientes’ los que dicen repudiar y aspirar a reformar el sistema corrupto de partidos y gobierno?

Y que no se llamen sorprendidos, los muy descarados aspirantes sabían perfectamente lo que estaba pasando en torno a la recolección de firmas para poder hacer campaña, situación que de entrada les iba a redituar una buena cantidad de dinero.

Estos son los que con su índice muy alto señalan la corrupción de los partidos. Es una vergüenza. Utilizan el engaño para, según ellos, acabar con el engaño ¿así o más cínicos?

Y espere el reporte de los aspirantes a senadores y presidente independientes. Van a salir chispas.

Tan rápido enseñaron el cobre.

Twitter: @adejorge


Entradas más populares de este blog

La CNTE, antes y después

Con la fe de la novia

Un humo es más espeso