El ‘pirruris’

No hay peor ciego que el que no quiere ver. Aplica para todos los peje-zombies que nomás no les entra la razón, quieren ir y de paso llevarse a todo el país al abismo.

¿Por qué? Porque la mentira y la hipocresía de su mesías ya no tiene límites. Y eso que todavía no es presidente.

Resulta que, como buen racista, no sólo criticó el color de piel de sus contrincantes políticos, José Antonio Meade y Ricardo Anaya; no, también tuvo la delicadeza de llamarlos ‘pirruris’, término bien conocido por todos los mexicanos.

‘Pirruris’, es aquel que tienen mucho dinero y se comporta como un junior y por lo general es mal visto por la sociedad. Así les dijo, porque él es muy austero y nomás come frijolitos (con gorgojo).

Así pues, el juarista más religioso que ha habido en la historia de nuestro país hizo su arranque de campaña en uno de los hoteles más caros y lujosos del país.

¿Qué pasa? Por qué tan ‘pirruris’. Yo hubiera esperado que su arranque de campaña se realizara en el pueblo más pobre de México, porque lo de él es el ‘pueblo bueno’ y la austeridad.

Pues ya no entiendo nada. Por cierto, ¿ya vio que desde ayer le sacaron a relucir la carísima ropa que viste?

Por eso sus hijos calzan zapatos de miles de pesos, de tal palo…

Lo que no me explico es cómo le hace un tipo que no ha trabajado en 20 años, no tiene cuentas de banco ni tarjetas, jamás ha reportado ingresos a Hacienda… pero eso sí, les promete perdón a los criminales. Sí, esos que lavan dinero y utilizan exclusivamente efectivo, para no dejar huella.

¡Chin! Otra vez de mal pensado.

Twitter: @adejorge


Entradas más populares de este blog

La CNTE, antes y después

Con la fe de la novia

Un humo es más espeso