¿Fue el gobierno mexicano el que filtró a TWP?

Luego de conocer la filtración de la famosa conversación entre Enrique Peña Nieto y Donald Trump en enero de 2017, la que muchos periodistas militantes de Morena y sus huestes digitales utilizaron para hacer creer que el presidente norteamericano maltrató al mexicano, las cosas se ponen de risa loca.

Pero independientemente de la comicidad involuntaria en esa conversación, surgen dudas.

Abriendo un paréntesis: es evidente que el hombrecillo naranja que habita la Casa Blanca no sólo no conoce México, sino que tampoco conoce su propio país; me explico: en un pasaje de aquella conversación, Donald Trump le comenta a EPN que su país (los Estados Unidos), se está convirtiendo en ¡adicto a las drogas! ¿ignora el peluquín volador que su país es adicto a las drogas desde los años sesenta del siglo pasado? Bueno, es una joya, como joya la gala de torero que hace el presidente Peña al estar capoteando todo lo que viene del otro lado del teléfono.

Pero regresando a lo de la duda, me pregunto si el documento que será interpretado en ambos países como mejor le convenga a periodistas y analistas, fue filtrado por el mismísimo gobierno mexicano, porque, a decir verdad, el que queda mal parado es Trump.

El tiempo es más que oportuno: Luis Videgaray en Japón y Peña Nieto de vacaciones; es decir, un excelente momento para decir ‘nosotros no fuimos’. Pero lo más importante: justo en el momento en que las negociaciones del TLCAN son inminentes y al estilo del pugilista norteamericano, le sueltan un gancho al hígado sin avisar para que llegue blandito a las mesas de trabajo. Una sopa de su propio chocolate. Quiero enfatizar el punto: Peña Nieto defendió como se tenía que defender a México y Trump quedó como el ignorante que es, el golpe se quedó de aquel lado de la frontera independientemente de la interpretación interesada de los jilgueros de López Obrador.

No sería descabellado, insisto, imaginar que fue de lado mexicano donde se fraguó el plan, dado que, sería ingenuo pensar que no se tenía esa conversación en notas y sería utilizada a favor en el momento adecuado.

Esta trama da para mucho más y seguiremos desmenuzando el texto en próximas entregas.

Twitter: @adejorge


Entradas más populares de este blog

La CNTE, antes y después

Con la fe de la novia

Un humo es más espeso